¿El SSD no aparece en Windows? Aquí tienes algunas soluciones sencillas | ENBLE

¿SSD no aparece en Windows? Soluciones sencillas | ENBLE

Cuando instalas un nuevo SSD y no aparece en Windows, puede ser especialmente frustrante; especialmente si es una nueva unidad de arranque y solo quieres comenzar a instalar tu sistema operativo. Afortunadamente, siempre y cuando la unidad esté funcionando correctamente, hacer que Windows la reconozca es relativamente sencillo.

Aquí están las mejores formas de hacer que tu SSD aparezca en Windows.

Bill Roberson/Digital Trends / DigitalTrends

Verifica que esté instalado correctamente

Sé que sabes lo que estás haciendo, pero solo haz esto por mí, ¿de acuerdo? Todos hemos olvidado conectar un cable SATA, o no hemos montado correctamente un SSD NVMe. No hay vergüenza en ello.

Paso 1: Si estás instalando un SSD SATA, verifica que el cable SATA esté conectado correctamente a la unidad y a tu placa base, y que la unidad tenga un conector de alimentación SATA que se conecte a tu fuente de poder. Si tienes dudas, desconecta las conexiones y vuelve a conectarlas.

Si estás instalando un SSD NVMe, asegúrate de que la ranura en la que lo estás instalando admita ese tamaño y tipo de unidad, aunque las generaciones antiguas de PCI Express deberían admitir las nuevas, pero a velocidades más lentas.

Paso 2: Si sospechas que este es el problema, también puedes intentar montar la unidad en una ranura diferente de la placa base y usar un cable diferente en el caso de las unidades SATA.

Jon Martindale / DigitalTrends

Verifica la configuración de tu BIOS

Puede ser que tu PC no esté configurada para reconocer nuevos SSD. Verificar el UEFI/BIOS puede ser una buena manera de asegurarte.

Paso 1: Reinicia o enciende tu PC y usa la tecla especial de tu placa base para abrir el UEFI/BIOS. Para muchos, será F2 o Del, pero puede ser cualquier rango de botones. Consulta tu manual o el sitio web del fabricante si no estás seguro.

Paso 2: Busca una sección sobre almacenamiento o configuración, esto variará dramáticamente de un BIOS a otro. Nuevamente, consulta tu manual o el sitio web del fabricante para obtener ayuda para navegar por el BIOS de tu sistema.

Paso 3: Si estás utilizando un SSD SATA antiguo, asegúrate de que la Configuración SATA esté establecida en AHCI. Alternativamente, si tienes problemas con este modo que no reconoce tu SSD, puedes intentar configurarlo en modo IDE o de compatibilidad para ver si eso soluciona el problema.

Paso 4: En algunas placas base antiguas, ciertos puertos SATA pueden necesitar ser habilitados en el BIOS. Busca cualquier indicación de que este pueda ser el caso en tu placa base y, si es necesario, habilita los puertos relevantes para el SSD.

DigitalTrends

Inicializa la unidad

A veces, una nueva unidad no será reconocida por Windows hasta que la inicialices.

Paso 1: Presiona la tecla de Windows + X y selecciona “Administración de discos” de la lista,

Paso 2: Localiza tu nueva unidad. Puedes buscarla por la letra de la unidad si sabes cuál debería ser, pero también puedes fijarte en las capacidades.

En realidad, sin embargo, si tu nueva unidad no está inicializada, tendrá una barra negra en la parte superior de su espacio no asignado y tendrá un pequeño icono de círculo rojo junto al nombre de la unidad.

Paso 3: Haz clic derecho en la unidad y selecciona “Inicializar disco”.

Paso 4: Elige tu preferencia para el estilo de partición, MBR o GPT. Seguramente querrás seleccionar GPT, pero elige el que sea adecuado para tus necesidades y luego selecciona “Aceptar”.

Paso 5: Espera a que la unidad termine de inicializarse, luego haz clic derecho en el espacio no asignado y selecciona “Nuevo volumen simple”. Sigue las instrucciones en pantalla para crearlo.

Paso 6: Ahora su unidad debe tener el espacio para instalar aplicaciones y almacenar archivos y otros datos.

Jon Martindale / DigitalTrends

Cambiar la letra de la unidad

Es posible que un conflicto entre unidades haya hecho que su nueva SSD no sea reconocida porque no tiene su propia letra de unidad. Podemos solucionarlo con una solución simple.

Paso 1: Presione la tecla de Windows + X y seleccione “Administración de discos” de la lista,

Paso 2: Haga clic derecho en la SSD para la cual desea cambiar la letra de unidad y seleccione “Cambiar letra de unidad y rutas”.

Paso 3: Si su unidad tiene una letra, seleccione “Cambiar”. Si no tiene una, seleccione “Agregar”.

Paso 4: Seleccione una nueva letra de unidad en el menú desplegable. Si su unidad ya tenía una letra, es posible que también desee eliminarla, aunque tenga en cuenta que esto puede causar problemas con cualquier aplicación o juego existente en la unidad.

Paso 5: Cuando haya terminado de agregar, cambiar o eliminar letras, seleccione “Aceptar” para finalizar. Luego reinicie su PC y vea si la unidad es reconocida.

DigitalTrends

Formatear la unidad

Puede ser que algo en la configuración de la unidad esté causando que no sea detectada. Empezar desde cero puede ser la mejor manera de avanzar.

Paso 1: Presione la tecla de Windows + X y seleccione “Administración de discos” de la lista,

Paso 2: Haga clic derecho en la unidad con la que está teniendo problemas y seleccione “Formatear”.

Paso 3: Seleccione el sistema de archivos que desea utilizar (para la mayoría de las personas, será NTFS), luego elija el tamaño de asignación predeterminado a menos que tenga una muy buena razón para no hacerlo.

Paso 4: Marque la casilla para un formato rápido y presione “Aceptar” para comenzar.

Paso 5: Espere a que el formato termine, luego reinicie la PC y vea si la unidad es reconocida.

Si después de todo lo anterior, la unidad aún no es reconocida en Windows, es posible que esté enfrentando problemas de hardware. Pruebe con otra unidad y vea si funciona. Si lo hace, es posible que necesite reemplazar la original. Aquí está nuestra lista de las mejores SSD en 2023.