Los hackers violan las defensas del tribunal de crímenes de guerra de la CPI

Hackers violan defensas tribunal crímenes guerra CPI

Los sistemas informáticos de la Corte Penal Internacional (CPI), el tribunal de guerra más destacado del mundo, fueron hackeados la semana pasada, según un comunicado emitido por el tribunal ayer.

El tribunal afirmó que sus servicios detectaron “actividad anómala” que afectó a sus sistemas de información y que se adoptaron “medidas inmediatas” para responder a este incidente de ciberseguridad y mitigar su impacto.

La CPI, con sede en La Haya, Países Bajos, es el único tribunal permanente de crímenes de guerra y maneja datos extremadamente sensibles sobre algunas de las atrocidades más horribles del mundo.

En este momento, la naturaleza del incidente de ciberseguridad de la semana pasada sigue sin estar clara y aún no se sabe si se accedió o se extrajo algún dato de los sistemas de la CPI.

Sin embargo, una fuente informó al canal de televisión holandés NOS que se han capturado una gran cantidad de documentos sensibles, pero la CPI no ha confirmado esto. Un portavoz del tribunal no respondió de inmediato a nuestra solicitud de comentario.

No obstante, el tribunal declaró que actualmente está investigando el incidente en colaboración con las autoridades neerlandesas y que “continúa analizando y mitigando el impacto de este incidente”. También agregó que se basará en su trabajo actual para fortalecer su marco de ciberseguridad, incluida la adopción ampliada de tecnología en la nube.

Establecida en 2002, la corte actualmente investiga crímenes contra la humanidad en 17 estados, incluidos Ucrania, Uganda, Venezuela y Afganistán. Por ejemplo, en marzo de 2023, la CPI emitió una orden de arresto contra el presidente ruso Vladimir Putin por crímenes relacionados con la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

La agencia de inteligencia neerlandesa dijo en su informe anual de 2022 que la CPI era “de interés para Rusia porque está investigando posibles crímenes de guerra rusos en Georgia y Ucrania”.

En agosto de 2023, el fiscal de la CPI, Karim Khan, advirtió que los ataques cibernéticos podrían formar parte de futuras investigaciones de crímenes de guerra y que la CPI misma podría ser vulnerable y debería fortalecer sus defensas.

“Probablemente se trata de un ataque de un estado-nación [por parte de Rusia] que ocurre apenas una semana después de que la CPI estableciera una oficina en Kiev para rastrear los crímenes de guerra rusos”, dijo Jamie Moles, director de marketing técnico sénior de la empresa de ciberseguridad estadounidense ExtraHop, a TNW.

Continuó: “Parece que la CPI podría haber perdido volúmenes significativos de datos en un ataque, cuyos detalles se niega a revelar en este momento. Con demasiada frecuencia vemos instituciones que no logran asegurar adecuadamente sus redes y datos, lo que lleva a brechas y robo de datos. Nadie está exento de actores malintencionados, por lo que cada organización debe prepararse para ser atacada”.