Cómo aumentar la velocidad de tu internet | ENBLE

Aumenta la velocidad de tu internet | ENBLE

No hay nada más frustrante que tener una conexión a internet lenta como un caracol. Las páginas web tardan una eternidad en cargar, y los juegos y servicios de streaming experimentan retrasos. Con las reuniones de Zoom cada vez más frecuentes, cualquier ralentización significativa en tu conexión a internet dificulta mucho el trabajo desde casa también.

Afortunadamente, ya no tienes que sufrir una velocidad lenta de internet, especialmente con tantos consejos y trucos disponibles para ayudar a mejorar la velocidad de tu Wi-Fi. Antes de recurrir a tu teléfono para actualizar tu servicio, prueba estos consejos.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Restablece tu enrutador

Restablecer tu enrutador tiene muchas ventajas para la red doméstica promedio. Puede ayudar a disipar intentos de piratería, restablecer la memoria limitada del enrutador para acelerar las cosas e incluso aplicar actualizaciones importantes que tu enrutador puede haber estado esperando.

La clave es reiniciar tu enrutador correctamente. No deseas hacer un restablecimiento de fábrica, que borrará todas tus configuraciones y te obligará a comenzar desde cero.

Paso 1: Evita los orificios de inserción y los botones de reinicio en el enrutador; en su lugar, simplemente desconecta tu enrutador de todos los dispositivos conectados y luego de su fuente de alimentación, apagándolo por completo.

Paso 2: Espera aproximadamente un minuto para que todo se apague por completo.

Paso 3: Vuelve a conectar tu enrutador a su fuente de alimentación, módem y cualquier otro dispositivo que necesites.

También tenemos una guía completa sobre qué saber acerca del restablecimiento del enrutador para obtener más información.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Administra los canales de tu Wi-Fi

La mayoría de los enrutadores en estos días son de doble banda, lo que significa que ofrecen conexiones tanto en la frecuencia de 2,5 GHz como en la frecuencia de 5 GHz. Algunos enrutadores también son de triple banda, lo que significa que hay una banda adicional de 5 GHz para distribuir aún más las conexiones.

Estos diferentes canales existen para que puedas asignar conexiones de dispositivos en todo el espectro y reducir las demandas en un solo canal. Esto puede ayudar a acelerar tus conexiones, especialmente si la banda de 2,5 GHz está un poco congestionada.

Como regla general, la banda de 5 GHz tiene un alcance más corto pero es un poco más rápida, más adecuada para dispositivos que están cerca del enrutador. La banda de 2,5 GHz tiene un alcance más largo pero es un poco más lenta, una mejor opción para dispositivos en otras habitaciones o dispositivos móviles que se mueven mucho.

Algunos enrutadores vienen con funciones de asignación automática que pueden asignar dispositivos a diferentes canales según las necesidades de conexión y cambiarlos a nuevos canales según cambien las circunstancias. Eso es genial, pero la mayoría de los enrutadores aún no tienen ese servicio, así que haz lo siguiente:

Paso 1: Ingresa a la configuración de tu enrutador y asegúrate de que se hayan configurado redes para todas las bandas en tu enrutador.

Paso 2: Conecta cada dispositivo individualmente al canal que sea mejor para ellos. Es un poco de trabajo, pero realmente puede marcar la diferencia en tus velocidades.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Administra los dispositivos en tu red

Un enrutador doméstico promedio puede manejar alrededor de 250 dispositivos conectados en teoría; en la práctica, a medida que se acumulan más dispositivos, el ancho de banda lucha por cubrir las necesidades de la red y se producen ralentizaciones. En el hogar u oficina moderna donde todos tienen múltiples dispositivos móviles y los dispositivos inteligentes son comunes, los enrutadores pueden estar sobrecargados y comenzar a crear problemas de velocidad.

Si se han conectado muchos dispositivos nuevos a tu Wi-Fi y estás notando problemas de velocidad, es posible que desees comenzar a limitar los dispositivos conectados. Para enrutadores más nuevos, abre la aplicación de tu enrutador y busca la lista de dispositivos conectados. Para enrutadores más antiguos, ingresa tu dirección IP en el navegador y busca tus configuraciones de administrador, donde debes buscar una sección que diga Administrar dispositivos, Restringir acceso o algo similar. Si bien las configuraciones pueden variar, debes buscar varias opciones importantes aquí:

Paso 1: Encuentra dispositivos innecesarios. Si los dispositivos no necesitan estar en tu red o parece que alguien está secuestrando tu Wi-Fi, puedes expulsar a estos dispositivos. También puedes buscar una opción para prohibir sus direcciones MAC y asegurarte de cambiar tu contraseña de Wi-Fi cuando hayas terminado. No es una solución perfecta, pero puede ayudar a eliminar rápidamente dispositivos desconocidos.

Paso 2: Limita el ancho de banda. Algunos routers te permiten elegir conexiones específicas a las que reducir la velocidad. De esta manera, puedes dar menos ancho de banda a dispositivos que solo se necesitan para tareas simples, y más ancho de banda a dispositivos utilizados para juegos y streaming, lo que reduce los problemas de velocidad.

Paso 3: Restringe el uso. Los routers también pueden tener la capacidad de restringir las horas de uso de ciertos dispositivos, lo cual es una buena manera de asegurarte de que los dispositivos no acaparen demasiado ancho de banda durante las horas clave del día. También es una forma confiable de gestionar las conexiones en línea de los niños para familias ocupadas.

Paso 4: Comandos de voz. Estamos viendo cada vez más dispositivos con compatibilidad con comandos de voz, especialmente para Alexa. Decir “Alexa, desconecta este dispositivo” o “Alexa, apaga el Wi-Fi de Timmy” puede ser útil. Alexa también puede ayudarte a cambiar rápidamente entre modos de router (charla, juegos, estándar, etc.) para priorizar ciertas actividades.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Uso de conexiones Ethernet

Hasta ahora, estamos asumiendo que tienes que usar conexiones Wi-Fi alrededor de tu hogar. Pero si tu computadora (u otro dispositivo) está lo suficientemente cerca del router, deberías considerar el uso de una conexión Ethernet para los puertos de tu router. Esta es una forma muy confiable de aumentar la velocidad, ya que una conexión Ethernet está libre de muchos de los problemas que pueden causar ralentizaciones en el Wi-Fi.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

‘Vacía’ tu DNS

Un registro DNS (sistema de nombres de dominio) realiza un seguimiento de todas las direcciones de sitios web que visitas para mejorar futuras visitas. Sin embargo, los registros DNS dependen de que tanto tú como el sitio web permanezcan en sus respectivos servidores. Si los servidores cambian con el tiempo, lo cual sucede con muchos sitios web, el DNS realmente afectará la velocidad de tu conexión porque no reconocerá el nuevo servidor. Por eso puede ser una buena idea, como dicen, vaciar tu DNS de vez en cuando.

Este proceso no lleva mucho tiempo con los pasos correctos.

Paso 1: En Windows 10, simplemente busca “Símbolo del sistema” en la caja de búsqueda y abre la aplicación.

Paso 2: ¡Asegúrate de estar ejecutando como administrador! Luego escribe la línea de comando “ipconfig/flushdns”

Paso 3: Presiona enter. Windows te informará que el DNS se ha vaciado.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Cambia a un navegador más rápido

¿Tu ralentización ocurre principalmente cuando usas tu navegador o abres muchas pestañas nuevas? Piensa en cambiar a un navegador más minimalista que solo cargue lo necesario. Navegadores como Brave para Mac y Opera destacan en esto, especialmente si estás dispuesto a ajustar la configuración. Si aún no lo has probado, Google Chrome también es conocido por ser una de las opciones de navegadores principales más rápidas.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Agrega una extensión para gestionar tu caché

La caché de tu navegador almacena copias del contenido de los sitios web para facilitar la recarga de los sitios. Como los usuarios de Internet saben, cuando una caché se llena demasiado, puede ralentizar el rendimiento en línea (las cookies, el historial y datos guardados similares también pueden tener un impacto). Limpiar tu caché manualmente puede ser molesto, por eso tiende a acumularse con el tiempo. Te sugerimos un camino más fácil: Descarga una extensión de “Limpiar caché” que te ayudará a personalizar tus acciones de limpieza y limpiar de inmediato con un simple botón en la barra de tareas de tu navegador.

Considerar el uso de una VPN

Si buscas si una VPN (red privada virtual) puede aumentar la velocidad de tu internet, probablemente encontrarás mucha información contradictoria. Aquí está la situación: algunos proveedores de servicios de internet (ISP) reducirán la velocidad de conexión según ciertas actividades, como alcanzar un límite de datos o servicios de streaming como Netflix y YouTube. Si tienes pruebas de que tu ISP está reduciendo la velocidad de conexión de esta manera, una VPN puede ayudar al ocultar tu actividad para que el ISP no tenga los datos necesarios para tomar decisiones de reducción de velocidad.

Pero en muchos casos, una VPN puede ralentizar la velocidad de tu internet debido a su combinación de encriptación y cambio de servidores. Solo prueba esto como solución si estás seguro de que tu ISP está haciendo cosas turbias. Afortunadamente, muchas VPN se pueden descargar y habilitar de forma gratuita durante un período de prueba si deseas probarlo.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Si es necesario, actualiza tu sistema Wi-Fi o ancho de banda

Actualmente, hay muchos cambios en el mercado de routers. Entre ellos se encuentran características ampliadas de MU-MIMO para mejores conexiones individuales. También puedes encontrar dispositivos compatibles con Wi-Fi 6 y más. Estas nuevas características son excelentes para mejorar la velocidad y el rendimiento. El problema es que si tu router tiene unos años, probablemente debas comprar una nueva versión para obtener estas actualizaciones. También debes asegurarte de que tus nuevos dispositivos móviles sean compatibles con la tecnología actual.

Puedes encontrar la configuración óptima de tu router mediante una actualización. Mejorarás la intensidad de la señal y la velocidad de internet al utilizar routers de malla, lo cual implica colocar varios puntos de router en toda tu residencia.

Mejorar tu paquete de internet también te dará un ancho de banda mayor. Es cierto que pagarás más, pero obtendrás el beneficio de una actualización automática, sin el inconveniente de un período de prueba. Pregunta a tu proveedor sobre cualquier venta o promoción relevante, pero recuerda verificar los detalles antes de aceptar. Además, ten en cuenta que es posible que no logres las mismas velocidades que se anuncian. Puedes verificar la calidad de tu actualización ejecutando una prueba de velocidad de internet después de la instalación.

Después del coronavirus, varias compañías de internet están eliminando las restricciones de límites de datos. La mayoría de los proveedores de internet están compitiendo fervientemente para satisfacer la creciente demanda de velocidades de internet más rápidas, por lo que la optimización de los servicios de internet debería compensar los precios más altos que tu proveedor puede cobrarte ahora. Debes hacer un esfuerzo consciente para preguntar si los precios más altos te brindan una mayor velocidad.